Introducción Punto de partida

Vicente Hernández Franco

Manual práctico para padres

El hilo conductor que nos ha guiado, tanto al equipo editorial de Fundación Bertelsmann como a los autores que hemos trabajado en esta publicación, aunque a algunos les pueda parecer utópico, es muy claro: apoyando a los padres en la gran labor que tienen entre manos cuando se enfrentan a la tarea de escuchar y acompañar a sus hijos en su proceso de elección de estudios y profesión en sus años escolares, estaremos contribuyendo a mejorar las oportunidades de empleabilidad de vuestro jóvenes y a que, mañana, haya mejores profesionales y a la postre, mejores ciudadanos capaces de construir un futuro mejor para la sociedad.

¿Qué deben saber los padres, cómo deben actuar para acompañar la orientación académico-profesional de sus hijos?

Quiero comenzar agradeciendo a la Fundación Bertelsmann y a la Universidad Pontificia Comillas la oportunidad que me han brindado como Coordinador Editorial de esta publicación, para poder ofrecer a todos sus lectores, con los distintos capítulos que la configuran, un itinerario de temáticas que hemos considerado relevantes y de actualidad. Una obra desde la que ofrecer respuesta a muchas de las cuestiones y preocupaciones que los padres1 se plantean hoy para participar en profundidad en la Orientación Profesional de sus hijos, una responsabilidad ineludible que tienen que atender como principales educadores.

También deseo expresar mi gratitud y reconocimiento a todos los que desde sus distintas ocupaciones y responsabilidades han colaborado con tesón y entusiasmo hasta hacer posible este libro.

Objetivos y destinatarios de la guía

El objetivo principal que persigue esta guía práctica de Orientación Profesional para padres es muy sustancial: ofrecer a las familias información relevante para que puedan formarse su propio criterio a la hora de entender, enfocar y asesorar, desde su responsabilidad parental, todo el proceso de Orientación Profesional de sus hijos. Con ella podrán considerar y valorar las peculiaridades propias de las distintas etapas educativas y vitales por las que transitarán sus hijos a lo largo de su formación, hasta alcanzar su mayoría de edad y su plena incorporación al mercado laboral. Se trata, sin duda, de una responsabilidad que entendemos que siempre han de llevar a cabo en colaboración con los tutores y orientadores de los centros educativos con los que comparten la misma misión, una meta idéntica que les une y en la que tienen que trabajar juntos: la educación de sus hijos.

En este sentido, los contenidos que se abordan por los autores que han colaborado en los distintos capítulos, facilitan a los padres las claves fundamentales para valorar, en conversación con sus hijos y con sus tutores académicos, las distintas alternativas y oportunidades que nuestro sistema educativo y laboral ponen a su alcance. Ofreciendo orientaciones precisas a los padres para que sus hijos puedan elaborar con su colaboración su propio Proyecto Profesional, poniendo en valor las cualidades, el talento y las competencias que jugarán un papel relevante en su empleabilidad futura, desde una visión actualizada de las necesidades concretas, oportunidades y prospectiva del mercado laboral; buscando con ellos el mejor camino para que, llegado el momento, puedan acceder a la profesión de su interés.

Es una guía práctica, de lectura amena y carácter divulgativo. Ahora bien, el prestigio profesional de los autores garantiza la calidad académica y el rigor de sus contenidos. Va destinada especialmente a padres y madres, principalmente con hijos adolescentes, que quieren tener un papel activo en su Orientación Profesional. Sin perjuicio de que también puedan utilizar sus contenidos los profesores y orientadores, en la preparación de las sesiones de orientación académico-profesional que normalmente se realizan en las reuniones de padres durante la Secundaria, el Bachillerato y los Ciclos de FP.

1 Para facilitar y agilizar la lectura, unificamos el género gramatical en masculino cuando nos referimos a colectivos mixtos o a generalizaciones. Según la RAE, «tal uso del género gramatical masculino no denota intención discriminatoria alguna, sino la aplicación de la ley lingüística de la economía expresiva». (N. del E.)

Qué ofrece la guía

La guía está estructurada en tres secciones muy definidas. Los ocho capítulos que configuran la primera de las secciones, se centran en ofreceros información vocacional relevante sobre los aspectos propios a contemplar en la Orientación Profesional de vuestros hijos, en las distintas etapas por las que tendrán que transitar durante su itinerario académico-profesional: a) Educación Primaria; b) Secundaria Obligatoria; c) Formación Profesional Específica; d) Bachillerato; e) Educación Superior, y f) La perspectiva de la empresa. Termina esta sección con dos capítulos dedicados específicamente a dos colectivos de estudiantes de características singulares: los alumnos de Altas Capacidades por un lado y, por otro, las cuestiones a contemplar en la Orientación Profesional de los alumnos con Discapacidad Intelectual.

La segunda sección, aunque breve, la consideramos muy relevante. En su primer capítulo nos recuerda que estamos orientando a un adolescente. En el segundo se os ofrecen algunas habilidades parentales que desde la Psicología se recomiendan cultivar para realizar una correcta Orientación Profesional de vuestros hijos. Y finalmente, se centra en una de las habilidades más importantes que tenemos que desarrollar como padres y educadores para conseguir una buena relación padres- hijos, una relación que mantenga en esos «años difíciles» nuestros canales de comunicación con ellos abiertos y fluidos: las conversaciones de crecimiento.

Orientación Profesional de los hijos: la rosa de los vientos de la familia

Los siete capítulos que conforman la tercera sección tienen un mismo hilo conductor: fomentar desde la educación familiar la Orientación Profesional de vuestros hijos: a) Partiendo de sus capacidades (las Inteligencias Múltiples); b) Cultivar algunas de las competencias llave que facilitarán su empleabilidad futura (Competencias Socioemocional, de Emprendimiento, de Internacionalización, Digital e Interioridad), y c) Que tendrá que integrar en su propio Proyecto de Vida, dentro del cual el específico Proyecto Profesional es una componente sustantiva que modula y expresa su propia identidad personal.

Todos los capítulos presentan aspectos prácticos sobre las distintas temáticas tratadas que pueden ser de vuestro interés como padres en relación con la Orientación Profesional de vuestros hijos. Asimismo, ofrecen cuestiones abiertas para la reflexión y finalizan con recomendaciones de lecturas asequibles y recursos en la web, si queremos profundizar en lo leído.

Como si de una guía de viajes se tratara, cada capítulo tiene consistencia propia y puede ser consultado con independencia de los demás, según nuestros intereses y prioridades. Ahora bien, la lectura completa de la obra os proporcionará una visión más amplia y profunda y os permitirá integrar en la educación familiar, las principales claves que tenéis que contemplar para contribuir desde la responsabilidad parental a una mejor Orientación Profesional de vuestros hijos.

Una Orientación Profesional centrada en las personas y sus valores

¿Quieres que tu hijo tenga «éxito profesional »? ¿Está en tus manos? ¿Cómo ayudarle sin invadir sus espacios de autonomía y respetando su propia identidad personal? ¿Estáis preparando hoy a vuestros hijos como ciudadanos capaces de dar respuesta a los retos que les va a suponer incorporarse laboralmente a un mundo global?

Una primera reflexión nos surge para ofrecer algunas consideraciones desde las que intentar dar respuesta a estos interrogantes. Vivimos tiempos de crisis. Desde una visión positiva de la historia humana, las crisis son una señal de la necesidad de cambio. La humanidad es una especie en constante evolución, de modo que viejas creencias que fueron útiles y funcionales en un momento concreto, dejan de serlo como consecuencia de las nuevas circunstancias; si queremos superar esta crisis tendremos que poner en juego toda nuestra creatividad, buscar nuevas ideas para dar respuesta a los nuevos problemas.

La información vocacional es la llave que abre el cofre de un tesoro escondido que llevas en tu interior: tu propia vocación profesional.

Hay un axioma que siempre tendréis que tener presente como padres en la Orientación Profesional de vuestros hijos: «es imposible que te guste una profesión si no sabes que existe». Por ello, en todo momento el punto de partida principal durante el proceso de Orientación Profesional es contar con una buena Información Vocacional. Estamos en una época en la que a veces, lo que se presenta por algunas entidades con gran despliegue de medios tecnológicos como servicios para colaborar con las familias en la Orientación Profesional de sus hijos, es simple y llanamente propaganda comercial. La fuerte competencia que hoy existe por conseguir buenos alumnos entre los distintos centros de estudios, puede llevar a la falta de imparcialidad en la información que éstos ofrecen a los estudiantes en el afán por conseguir sus propios intereses. Una buena Información Vocacional ha de ser:

  1. Objetiva y contrastable.
  2. Actualizada.
  3. Accesible públicamente.
  4. Comprensible por el usuario, y finalmente.
  5. Acreditada por autoridades u organismos oficiales o en su caso por entidades privadas debidamente cualificadas.

Navegador GPS para la Orientación Profesional de tus hijos

En Orientación Profesional, «para elegir correctamente el camino a seguir y asegurarnos de que llegaremos a nuestra meta, es preciso disponer de la última versión del mapa de carreteras en nuestro navegador antes de ponernos en viaje».

En mi trabajo como Orientador, he escuchado muchas veces en las entrevista con padres de todas las clases sociales, frases muy parecidas a la siguiente: «Mira, Vicente, la mejor herencia que puedo dejar a mis hijos es ofrecerles unos estudios que les permitan formarse para la profesión de su interés. Mi mayor aspiración como padre es que lleguen a conseguir un empleo que les proporcione una buena calidad de vida. Ése es el principal motivo de mis desvelos y sacrificios. Siempre he buscado que tengan la mejor educación y puedan hacer valer sus talentos cuando se les presente la oportunidad de un buen trabajo».

Padres, ahora toca mucha paciencia: estamos trabajando a largo plazo, en educación los frutos maduran en su momento.

Como padres, el objetivo último que perseguís en la Orientación Profesional de vuestros hijos, es ayudarles a que conozcan de primera mano el mundo real del mercado laboral, y desde ahí, proporcionarles una formación que les permita el acceso a un empleo acorde con sus preferencias y capacidades, un empleo que les aporte unos ingresos suficientes y les garantice una inclusión social satisfactoria como ciudadanos durante su vida adulta.

Momentos de orientación durante el Itinerario Académico-Profesional

El proceso de Orientación Profesional de vuestros hijos es una tarea permanente que se inicia principalmente en la adolescencia y en la que, como en tantas otras dimensiones propias de la relación padres-hijos, les acompañaréis durante toda la vida, aunque con distintos énfasis y protagonismo por vuestra parte, según vayan convirtiéndose en adultos y alcancen su propia madurez humana. Lo cierto es que la definición del propio Itinerario Académico-Profesional de vuestros hijos va concretándose según la información que precisan manejar y el tipo de alternativas de elección específicas sobre las que tienen que decidir en cada curso a lo largo de su formación académica. Un Proyecto Académico-Profesional supone planificar un itinerario formativo personal durante el período de tiempo preciso, que nos lleve a la meta de la inserción laboral deseada. Durante este itinerario, habremos de tomar decisiones muy concretas, propias de cada una de las distintas etapas y encrucijadas de caminos que se nos presentarán durante el trayecto, son lo que denominamos momentos críticos, en los que vuestros hijos recibirán de sus tutores académicos unas orientaciones específicas llegado el momento.

Punto de partida: Una Orientación Profesional Coordinada

Para finalizar, hay un principio y fundamento que compartimos todos los autores de esta guía para padres: desde una concepción antropológica humanista de la Orientación Profesional, se basa en la convicción de que cada persona tiene en sí misma la capacidad de ser feliz. Cada persona descubre y construye en el transcurso de su ciclo vital la que podemos denominar su misión personal, única, e insustituible que va a configurar existencialmente el núcleo de su identidad como persona. En el seguimiento de esta misión a lo largo de su trayectoria de vida, la persona buscará su felicidad plena, perfecta y completa. Por lo tanto, no hay que comparar misiones, sino acoger con responsabilidad lo que cada uno va recibiendo y descubriendo mientras construye su propio itinerario histórico personal. Conocerse a uno mismo es hacerse consciente de los propios límites, allí encontramos nuestro mayor manantial de creatividad y surgen nuestras potencialidades más ocultas e ignoradas. Esta misión personal en el plano de la elección de la profesión que deseamos como modo de vida, es lo que tradicionalmente hemos llamado vocación profesional.

Esta elección es muy importante, guiará las decisiones que darán forma al propio estilo de vida y se convertirá en un horizonte permanente hacia el que avanzar. Con la profesión y el trabajo que realizamos no sólo obtenemos un modo de subsistencia desde el que atender nuestras necesidades materiales; también cuando lo descubrimos y vivimos en el marco de nuestra misión personal y en un contexto de justicia social, se convierte en un elemento clave para la autorrealización personal.

Los padres sois los primeros responsables de la educación de vuestros hijos y, como tales, tenéis como una de las principales tareas la de ayudarles con honestidad a encontrar su propia vocación profesional, así como a estar adecuadamente preparados para seguirla con fidelidad y perseverancia, también en los momentos de adversidad. Las oportunidades surgen tanto de los aciertos como de los errores y estos últimos suponen, si se saben aprovechar, una de las mejores ocasiones de aprendizaje.

Los niños y adolescentes de hoy son los ciudadanos adultos del mañana. En todo lo que a su Orientación Profesional se refiere, tenemos la obligación y la responsabilidad de que todas las ayudas que reciban en la familia, en la escuela y también desde las administraciones educativas y de empleo, así como desde las empresas y sus organizaciones, estén coordinadas entre sí y les preparen para la vida profesional. Éste es el punto de partida de los capítulos que siguen a continuación.